Responsabilidad Civil

Reclamaciones para resarcir los daños físicos, materiales e intangibles provocados tras accidentes de circulación, laborales, o de cualquier otro tipo,  y negligencias médicas. Únicamente cobramos si tu cobras la indemnización. Primera visita gratuita. 

Somos abogados expertos en accidentes de tráfico y negligencias médicas, e incluso disponemos de médicos especialistas en medicina legal y valoración del daño corporal que a su vez colaboran con diversos centros especializados en traumatología y rehabilitación funcional donde serás atendido con la máxima profesionalidad.

Además, trabajamos con una amplia red de especialistas y peritos técnicos como ingenieros reconstructores de accidentes, actuarios de seguros o cualquier facultativo que podamos necesitar para resolver los casos a tu favor.

ACCIDENTES DE TRÁFICO

Trabajamos para conseguir la máxima indemnización por todos los daños sufridos por nuestro cliente en un accidente de tráfico dentro del marco que circunscribe la normativa sobre responsabilidad civil y seguro de la circulación de vehículos a motor.

Aunque existen baremos establecidos al respecto, hay que lograr que estos se apliquen correctamente. La indemnización que puede corresponderte como lesionado en accidente de circulación comprenderá todos o algunos de los siguientes conceptos:

-Daños corporales: dias de curación (UCI, ingreso hospitalario, baja laboral o en rehabilitación), secuelas, daños morales, posibles invalideces en diferentes grados, para el trabajo habitual o para cualquier actividad habitual o hobbies, gran invalidez, daño morales familiares, asistencia médica futura o reposiciones de prótesis.

-Daños materiales: Reparación de vehículos y siniestro total, perjuicios económicos y lucro cesante. El lucro cesante consiste en la reclamación del perjuicio económico que se ha ocasionado debido a un accidente de tráfico y la paralización de la actividad económica debido a la baja laboral o a la paralización del vehículo.

NEGLIGENCIAS MÉDICAS

La negligencia médica es un acto mal realizado por parte de un médico o personal sanitario que infringe los mínimos estándares de actuación marcados por la comunidad médica y que causa una lesión al paciente.

Cuando se prueba una negligencia o mala praxis médica, el paciente tiene derecho a percibir una indemnización. Las indemnizaciones serán muy variables dependiendo de las circunstancias en que se produce el error o mala praxis y sus consecuencias. Aunque se aplica como referencia el baremo aplicable a los accidentes de tráfico, hay que lograr que estos se apliquen correctamente y además es posible solicitar una indemnización superior.

Las indemnizaciones serán distintas dependiendo de la lesión sufrida y sus consecuencias: días de curación, secuelas y posibles incapacidades como incapacidad permanente parcial, total o absoluta, gran invalidez y otras situaciones consecuencia de la mala actuación en la práctica médica.